Todas las aventuras de Sandokán (II)

Clásicos salgarianos #2. La saga de tres novelas que componen el ‘ciclo de Darma y Surama' de las aventuras de Sandokán, Yáñez, Tremal-Naik y Kammamuri:

Los dos tigres
El Rey del Mar
A la conquista de un imperio
Versiones íntegras y anotadas.

Opiniones

Todas las aventuras de Sandokán(II): Estupenda versión de las aventuras de Sandokán, la más completa de las que he leído. Desde luego no es lo mismo leerlo ahora que en la adolescencia, pero se disfruta también de la jungla negra y de los Piratas de Mompracem.~ Joaquin del Villar, Goodreads.com

Todas las aventuras de Sandokán (II)

La saga de tres novelas que componen el ‘ciclo de Mariana y Ada’ de las aventuras de Sandokán, Yáñez, Tremal-Naik y Kammamuri:

Los dos tigres
India, 1857. Sandokán, Yañez y los Tigres de Mompracem llegan para ayudar a Tremal-Naik a quién la secta de los Thugs que le ha secuestrado a su hijita Darma. Junto a él, los Tigres se internarán en el delta pantanoso del Ganges, listos para acabar con la terrible secta de los estranguladores, rescatar a la niña y eliminar a su jefe, Suyodhana. Durante la aventura, Yañez conocerá a la que será el amor de su vida: la devadasi Surama.

 

El Rey del Mar
Borneo, 1868. Han pasado once años de la derrota de los Thugs. Tremal-Naik se ha convertido en un próspero comerciante con varias factorías en Borneo mientras que los Tigres de Mompracem han abandonado la piratería. Pero los dayakos de los alrededores se han sublevado, excitados por un peregrino musulmán que los ha exhortado a destruir a Tremal-Naik y a su hija, Darma. Además, los ingleses y el nuevo rajá de Sarawak están amenazando con destruir a Mompracem. Por una vez, los piratas de Mompracem serán los perseguidos por fuerzas superiores en número de las que se lograrán desembarazar con astucia y valor.

 

A la conquista de un imperio
India, 1869. Surama, hija del legítimo rajá del Assam, fue vendida como esclava a un grupo de thugs para que la convirtieran en devadasi después de que su tío, Sindhia, matase a toda su familia y usurpara el trono. Yáñez, con la ayuda de Sandokán, de Tremal-Naik y de Kammamuri, decide imponer justicia.